Educacion Infantil

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Orient.Pedagógica Hacer trampas en el colegio
Jueves, 04 de Agosto de 2011 14:21

Hacer trampas en el colegio

por  Experto
Vota este articulo
(8 votos)

Hacer Trampa

Justo cuando la Sra. Waldman reparte el examen de ortografía, ves a Jeff sacar un pequeño trozo de papel con un montón de pequeños garabatos en el. Jeff mete la nota en su puño cerrado pero rápidamente la saca otra vez. Mientras esta dando el examen, lo ves mirando de un lado a otro entre el maestro y el papel. No hay duda, esta haciendo trampa!

 

¿Que es exactamente hacer trampa?

Hacer trampa es cuando una persona induce a error, engaño o actúa en forma deshonesta a propósito. Para los niños, hacer trampa puede suceder en la escuela, en casa o mientras se practica un deporte. Si un equipo de baseball es para los niños que tienen 8 años de edad o menos, es trampa para un niño de 9 años jugar en el equipo y hacer “jom ron” una y otra vez.

En la escuela, además de hacer trampa en un examen, un niño puede engañar a otra persona robándole la idea para un proyecto de ciencias o copiar un informe de un libro de Internet y entregarlo como si fuese un trabajo original del niño o la niña. Copiar las palabras o el trabajo de otra persona y decir que te pertenecen es un tipo de fraude denominado plagio.

 

¿Como hace trampa la gente?

Hacer trampa puede suceder de muchas formas diferentes. Jeff lo hace espiando las respuestas de la prueba, pero también hacer trampa es romper las reglas de juego o concurso o pretender que algo sea tuyo cuando no lo es. Cuando las personas hacen trampa, no es justo para las demás personas, como con los niños que estudiaron para el examen o para quienes fueron los verdaderos ganadores de un juego o concurso.

Es tentador hacer trampa ya que hace que las cosas difíciles parezcan fáciles, como conseguir todas las respuestas correctas del examen. Pero no resuelve el problema de no saber la información y no ayudara en el próximo examen, a menos que la persona haga trampa nuevamente.

Algunas veces puede parecer que las personas tramposas tienen todo planeado. Pueden ver televisión en vez de estudiar para el examen de ortografía. Pero otras personas pierden respeto hacia los que hacen trampa y piensan menos en ellos. Los tramposos se sienten mal consigo mismos porque saben que no merecen realmente una buena nota. Y, si los descubren haciendo trampa, ellos tendrán problemas en la escuela, y tal vez también en casa.

 

Porque los niños hacen trampa

Algunos niños hacen trampa porque están ocupados o con pereza y quieren obtener buenas notas sin pasar su tiempo estudiando. Otros niños pueden sentirse como que no pueden aprobar el examen sin hacer trampa. Incluso cuando parece haber una “buena razón” para hacer trampa, copiarse no es una buena idea.

Si estuvieses enfermo o deprimido por algo la noche anterior y no puedes estudiar, seria mejor que hables con tu maestro acerca de esto. Y si no tienes suficiente tiempo para estudiar para un examen, debido a la práctica de natación, necesitas hablarlo con tus padres acerca de cómo equilibrar la natación y la escuela.

Un niño que piensa que hacer trampa es la única forma de aprobar un examen necesita hablarlo con su maestro y sus padres para que juntos puedan encontrar algunas soluciones. Hablar acerca de estos problemas y resolverlos te hará sentir mejor antes que hacer trampa.

 

Verdad y Consecuencias

Muchos niños se sienten tentados a hacer trampa de vez en cuando. La mayoría resiste y hacen el trabajo en vez de ello. Algunos niños se han copiado alguna vez y se sienten tan mal que jamás lo vuelven a hacer. Otros son descubiertos y deciden que no vale la pena. Desafortunadamente, algunos niños comienzan a hacer trampa y sienten que no pueden parar.

Los niños que hacen trampa pueden sentirse preocupados acerca de que los descubran. Si los descubren o no, estos niños pueden sentirse culpables o avergonzados, o con vergüenza o las tres cosas. Incluso si el tramposo se siente bien y no quiere que lo descubran, eso no significa que este todo bien. Si ves a alguien haciendo trampa, o si alguien te pide copiar tu trabajo, puedes decirle a un maestro u otro adulto.

Si un niño es descubierto mientras hace trampa, el maestro puede darle al niño un “cero” en el examen, enviarlo a el o a ella a la oficina del director, y ponerse en contacto con sus padres. Peor que una mala nota puede ser la sensación de haber decepcionado a otras personas, como a tus padres o tus maestros. Un padre puede preocuparse porque no seas una persona honesta y un maestro puede observarte más de cerca la próxima vez que estés dando un examen.

Karen McCalley, un maestro Ingles de Nueva Jersey dijo: “Siempre es decepcionante cuando los alumnos hacen trampa porque me hace pensar que el alumno no cree en si mismo. Espero que los alumnos hagan lo mejor de si ya que me siento muy triste cuando no lo hacen”

Los tramposos hacen trampa a si mismos en cierta forma por no hacer un intento honesto para aprender lo más que puedan. Por ejemplo, si haces trampa en los exámenes de ortografía, no aprenderás como deletrear. Esto puede llegar a tener consecuencias no deseadas cuando seas mayor! Y los adultos que hacen trampa, en el trabajo, los deportes, o en sus relaciones personales, se meten en graves problemas, mucho más graves que una mala nota en un examen de ortografía.

 

Hacer un vuelta atrás

Hay muchas razones por las cuales un niño no debe hace trampa, pero algunos niños ya han engañado. Si ese eres tú, nunca es demasiado tarde para dejar de hacer trampa. Hacer trampa puede convertirse en hábito, pero al igual que otros malos hábitos, un niño siempre puede decidir actuar mejor y tomar mejores decisiones. Puede ayudar que hables acerca del problema con tu padre, maestro, o consejero. Optar por el juego justo y ser honesto nuevamente puede ayudar a un niño a sentirse aliviado y orgulloso.

Hay un viejo refrán que dice que los tramposos nunca ganan y los ganadores nunca hacen trampa. Esto puede parecer confuso, porque algunas veces parece que los tramposos si ganan, al menos por el momento. Pero los niños que no hacen trampa son verdaderos ganadores porque, cuando ganan, lo hacen en forma imparcial y justa.


Ultima modificacion el Jueves, 04 de Agosto de 2011 14:24
Login to post comments